Cuatro años sin noticias de “Marte” - Nordur Projects
Sin noticias de “Marte”. Ya van para cuatro años sin noticias de Bruno Mars y esperamos que este año raro haya servido para que pronto nos dé más de él.
Música, Bruno, Bruno Mars, Los Ángeles, Versace, Príncipe de Bell-Air, Funk, Locked, cantante, canción, 24K
18891
post-template-default,single,single-post,postid-18891,single-format-standard,bridge-core-2.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-17497
Bruno Mars cuatro años sin sacar disco

Cuatro años sin noticias de “Marte”

Somos muchos los que descubrimos a través de una canción para “perezosos” y unas caretas de monos a este artista que marcaría a una generación y, por qué no, a la historia de la música.

Pero bien es cierto que Bruno Mars llegó para quedarse allá por 2010 porque son muchos los ingredientes que mezcla en su música este hawaiano.

Peter Gene Hernandez, de padre portorriqueño y madre filipina, nació en Honolulu en 1985 en una familia marcada por la música y formada por seis hermanos. De su nombre artístico Bruno tiene la culpa su padre, que comenzó a llamarlo así por su parecido con el luchador profesional Bruno Sanmartino con sólo dos años.

Rondando la veintena se mudó a Los Ángeles para dedicarse en cuerpo y alma a lo que es hoy en día: cantante, compositor, productor musical y coreógrafo.

Confiesa en sus entrevistas que tiene muchas influencias: desde el mítico Elvis Presley a quién imitaba cuando era pequeño en más de un escenario, hasta el gran Michael Jackson, pasando por los artistas y sonidos de la Motown, Bob Marley o Stevie Wonder, entre otros muchos.

Sus inicios fueron en la sombra, detrás de temas muy sonados que escribió o produjo para artistas que ya copaban los puestos más altos de las súper listas musicales.

Pero llegó el año 2010 y tomó el protagonismo que le pertenecía: se publicó su álbum debut ‘Doo-Wops & Hooligans’ y su primer sencillo, ‘Just the way you are’, pegó con mucha fuerza.

Sólo han bastado tres discos (‘Doo-Wops & Hooligans’ en 2010, ‘Unorthodox Jukebox’ en 2012 y ‘24K Magic’ en 2016) para convertirse en un referente y llenar estadios por todo el mundo.

Pero, ¿por qué nos gusta tanto Bruno Mars? Cuenta con un estilo propio que lo hacen inimitable y admitimos que puede que la estética sea exagerada en muchos momentos, pero es él.

Su música es un bombardeo continuado de referencias. Efectivamente, puedes escuchar trozos de canciones que hagan que suene a rock, pero esas notas de música negra de los 90 son inevitables. Siempre flanqueado por un grupo de bailarines y coristas masculinos, Bruno Mars te trae a la memoria a aquellos grupos vocales que hicieron soñar a más de un adolescente en la década en la que se popularizó el uso de los teléfonos móviles y querían imitar la estética del ‘Príncipe de Bell-Air’.

Sus conciertos y actuaciones van mucho más allá de la música, ya que se sirve del baile para llenar todo el escenario. Así lo demostró en Madrid en sur gira ‘24K Magic World Tour’ hace dos años y que disfrutamos a pie de pista.

Ritmo, ganas de bailar, energía… ¡escuchar una canción de Bruno es un “subidón”! Para muestra, sólo hay que poner unos segundos de ‘Uptown Funk’, ‘That’s what I like’ o ‘Locked out of heaven’.

Pero también es capaz de seducir; porque él no es un romántico, es un seductor, ¿o ya no recordáis el vídeo que grabó con Zendaya para su canción ‘Versace on the floor’? Sin contacto ninguno, sólo unos gestos mirando a cámara y una melodía pegadiza son suficientes para dejar volar la imaginación.

Ya van para cuatro años sin noticias de Bruno Mars y esperamos que este año raro haya servido para que pronto nos dé más de él.